Novedades

Murió Vicki Wood, la mujer que desafió al machismo en el automovilismo

Estableció dos récords de velocidad y fue una de las primeras en correr en el NASCAR.

Murió Vicki Wood, la mujer que desafió al machismo en el automovilismo

A principios de este mes (5/06), Victoria Rose Raczak falleció a los 101 años debido a un problema cardiaco. ¿Pero quién era esta mujer, mejor conocida como Vicki Wood? Nada menos que una de las primeras en competir en el NASCAR.

Su historia

La carrera de Wood comenzó de una manera curiosa: en 1953 asistió al Motor City Speedway con su segundo esposo, Clarence "Skeeter" Wood, para ver las carreras de tierra que eran disputadas exclusivamente por mujeres. De acuerdo a lo sostenido por ella misma, "las pilotos eran muy malas. Estaban dispersas por toda la pista, haciendo otras maniobras extrañas". Entonces, le aseguró a su marido que "podía manejar mejor" que ellas.

A la semana siguiente volvió a la misma pista, pero con la diferencia que un Dodge Coupé de 1937 la esperaba en los boxes para hacer una prueba. Wood nunca había manejado ese auto y mucho menos había corrido en una pista, pero terminó haciendo el 9º mejor tiempo clasificatorio, sobre 24 máquinas. A la noche siguiente, en la pista de tierra del Monte Clemens, ganó su primera carrera, mientras que una semana después obtuvo cinco éxitos consecutivos en Flat Rock. Así, rápidamente se encontró con las mieles de la victoria, lo que derivó en que continúe corriendo. Además, pasó a ser una referente de su género, convirtiéndose rápidamente en tutora de otras chicas.

En 1955 participó en el Speedweek en Daytona Beach a bordo de un Chrysler 300 de 1955, donde acabó 3ª -202 Km/h-. Al año siguiente regresó con un Chrysler 300B y, si bien por alguna razón no está clasificada, una nota de la época que asegura que "condujo el auto de (Tim) Flock -bicampeón de NASCAR- a 219 Km/h”, por lo que logró una velocidad que la habría colocado en el 2º lugar.

Para 1958 ya competía contra hombres, haciendo su debut en Michigan. Meses más tarde, ya en 1959, impuso uno de los dos récords por los que es más conocida: el récord de vuelta en el entonces nuevo Daytona International Speedway.

Vicki contaba que cuando intentó ingresar al paddock un auxiliar de pista la detuvo porque no se permitía el ingreso de mujeres. Cuando Bill France, dueño del DIS, se enteró de la situación, le dijo al trabajador que "Vicki Wood no es una mujer. Es una piloto y se le permite entrar" (sí, el muy bruto dijo eso). Tras este hecho, Wood llevó a un Pontiac 1959 a 209 Km/h, en lo que era su búsqueda por clasificar para las primeras 500 millas de Daytona.

Ya en 1960, Wood se registró en el Daytona Speedweek y estableció el récord de velocidad en la carrera de una milla que se disputó en la arena: alcanzó los 242 Km/h, una marca que aún se mantiene.

A pesar de sufrir presión y discriminación por parte de sus adversarios masculinos, Wood no dejó de competir en las carreras para hombres. Como dato anecdótico, en una entrevista al New York Times su nieto Neil aseguró que Vicki corría con una bufanda y a veces con falda y tacones altos, porque sabía que probablemente ganaría y por ende la entrevistarían, así que quería verse bien.

Luego de su retiro fue incluida en el Salón de la Fama del The Villages Motor Racing Fan Club en The Villages, Florida. Además, en el mismo estado existe un sandwich denominado "Vicki Wood Cheese Steak", más precisamente en el Racing's North Turn Bar & Grille, que decidió homenajearla.

Wood manejó hasta los 99 años, cuando el estado de Florida le retiró la licencia: "Fue lo peor que me podrían haber hecho. Mi auto era bueno y no tenía problemas en manejarlo”, se lamentó.

En un mundo que desde sus inicios y aun hoy es casi únicamente reservado para hombres, Vicki Wood demostró que el talento y el amor por la velocidad no distingue géneros.

Miriam Santillán recomienda

Contanos que opinas